UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

¡Bienvenido Hno. Manuel Delgado!

Por /
Anterior Siguiente

Manuel Delgado Carrillo, es el hermano marista que se integró a la universidad, desde el pasado mes de agosto, como parte de la dirección de pastoral y que está a cargo del acompañamiento espiritual de nuestra comunidad universitaria. Presentamos a continuación, algo de lo que nos platicó sobre su vida, formación y sus expectativas en esta nueva encomienda en tierras yucatecas:

Manuel es originario de Tepic, Nayarit, tiene 52 años y comenta que desde muy joven tuvo la inquietud de ser sacerdote, pues le llamó la atención el modelo de vida del Pbro. Josafat Herrera, párroco de la iglesia a donde asistió a la catequesis para hacer su primera comunión y donde posteriormente se encargó de la preparación de otros niños y jóvenes para que recibieran el mismo sacramento. Ante la insistencia de su madre para que terminara sus estudios de secundaria y bachillerato, Manuel nos relata que por un momento dejó a un lado la “espinita” sacerdotal, para desarrollarse como Técnico en Construcción, especialidad que había cursado como bachiller, además de formar parte del equipo de fútbol soccer del Instituto Tecnológico de Tepic. A pesar de seguir con la inquietud por la vida religiosa, decide inscribirse a la carrera de Arquitectura, sin embargo, al terminar el 4to semestre decide abandonarla, para trabajar y poder aportar al ingreso familiar. Al mismo tiempo formó parte de un grupo parroquial, hasta que en el año 2000 recibe nuevamente el llamado de Dios a través del Hno. Héctor Rafael Jiménez Sainz (+), quien lo hace tomar una pausa para reflexionar sobre ese llamado, en esa ocasión, ya no hacia el sacerdocio, sino para darse la oportunidad de conocer la vida religiosa de los Hermanos Maristas. Desde ese año (2000), y hasta el 2002, participó en varios eventos de las casas de formación Marista, así como del trabajo en comunidades, profesiones religiosas, misiones, campamentos, etc.

Y fue hasta agosto del 2008, que ingresa al Postulantado Marista en Encarnación de Díaz, Jalisco. Su formación como Hermano Marista concluyó el 28 de diciembre del 2019, fecha en la que realizó sus votos perpetuos, sin embargo, durante todos esos años, Manuel recorrió diversas obras Maristas de Jalisco, Michoacán y Sinaloa desarrollándose en diversas áreas como pastoral, servicio comunitario, docencia, coordinación deportiva, administrativa, entra otras. Luego de haberse graduado como licenciado en Psicología y licenciado en Catequesis Escolar, también tuvo la oportunidad de cursar la maestría en Desarrollo Humano en las Organizaciones, impartida por la Universidad Marista de Guadalajara, formación que le ha permitido aplicar la filosofía de la congregación desde una óptica menos conservadora y con un trato más humano hacia los compañeros de las obras en donde ha participado, así como hacia los alumnos que ha acompañado, entendiendo que son seres humanos que necesitan expresarse para ser escuchados y valorados.

Al ser una persona muy activa, el Hno. Manuel tiene muchos pasatiempos, entre ellos están: la lectura recreativa de diversos temas, las películas y series, desde súper héroes hasta las historias basadas en hechos reales. Asimismo, disfruta mucho de la música, en donde sus gustos no están limitados, ya que van desde el pop hasta la música clásica, pasando por los boleros y la música ranchera. Además, disfruta mucho de la naturaleza, el mar, las playas, el bosque, etc.

Hoy, desde nuestra institución, y en sus propias palabras, el Hno. Manuel expresa: “Me siento contento, animado, aceptado, me siento en casa, siento fraternidad, alegría, compromiso y disposición. Me siento agradecido de estar aquí”. “Mis expectativas con respecto a esta comunidad universitaria son de apertura, escucha, integración, hermandad, espíritu de familia, humildad, igualdad y entrega y que se den la oportunidad de conocer por medio de mi persona a Jesucristo y el estilo y carisma de María; de la Universidad tengo muy buenas referencias en cuanto a su calidad y nivel académico y estoy muy agradecido con la oportunidad de conocerla y pertenecer a ella”, finalizó.

Como institución confiamos en que el trabajo de acompañamiento del Hno. Manuel, aunado a su entusiasmo y compromiso, promoverá el crecimiento y maduración en la fe de nuestra comunidad, en especial de los jóvenes universitarios.

Comparte: